Adrián Mateos

Adrian-Mateos_2013-WSOP-Europe_EV07_€10K-NLH-Main-Event_Day-4_Giron_8JG2970

Si dentro del circuito nacional Adrián Mateos ya era conocido por su buen hacer en las mesas de póquer, con sus dos títulos internacionales ha impulsado su carrera hasta el más alto nivel de profesionalidad que puede alcanzar un jugador, ahora sus límites están por descubrir.

El jugador nació en Madrid, en San Martín de la Vega en 1994, reside en Londres desde principios de año como muchos otros jugadores profesionales de póker debido a la legislación vigente en España respecto a los juegos de azar, póker y casino online que desde 2012 impide jugar desde nuestro país en competiciones internacionales, quedando como única opción posible, el juego de ámbito nacional.

Adrián es un chico normal que hasta hace poco madrugaba cada mañana para ir a sus clases en la universidad como cualquier hijo de vecino, la diferencia llegó en ese primer año de universidad. El joven había descubierto, unos años antes, el póker mirando programas de televisión en los que Juan Manuel Pastor y otros expertos comentaban jugadas de importantes eventos de póker, así despertó la curiosidad de Adrián por el juego que ya era aficionado a los juegos de cartas como buen español. Pronto comenzó a jugar con amigos y a través de internet, su interés iba en aumento, así comenzó a prestar una mayor atención al póker y estudiar diversos aspectos del juego. Dados los buenos resultados que conseguía en internet, en cuanto hubo cumplido la mayoría de edad, se plantó un casino de Madrid. Los pequeños torneos que jugaba parecían un caramelo para Adrián, ganó los suficientes para construir la base de su bankroll y a partir de ahí dedicarse a las mesas “cash” del casino.

En un abrir y cerrar de ojos, la vida del chico parecía haber dado un vuelco, hecho que se terminó por confirmar cuando ganó el CNP770 de 2012 y 30.000 €, el Circuito Nacional de Póker, uno de los torneos anuales por etapas que se celebran en España. Tras esta victoria Adrián pudo acceder a mesas con límites más altos y seguir progresando.

Jaume-Font-entregando-el-trofeo-de-ganador

2013 se convirtió en el año de confirmación de Mateos. Un año plagado de éxitos y que ha vuelto a dar una vuelta a su vida. Comenzó igual que había terminado, siendo un estudiante universitario que dedicaba parte de su tiempo a jugar al póker en el casino. Así se presentaba el año, pero pronto llegó el Estrellas Poker Tour (ESPT) en enero con su primera parada en Madrid. Mateos pago los 1.100€ de entrada al llegar para poder participar y terminó el campeonato llevándose 103.000€ y su primer título del ESPT. Su decisión, tras esta inyección a su bankroll, fue la de presentarse a alguna prueba del EPT, lo que terminó por convencer a Adrián, tres meses después, para que abandonara los estudios superiores y pasar a dedicarse por completo al póker.

adrian-mateos-espt-madrid-ganador-2079093-jpg_1828749

Para seguir evolucionando, tenía que jugar más online en mesas cash con mejores botes, así que el paso siguiente era obligado, mudarse a Londres. Muchos de nuestros jugadores tienen que emigrar allí para poder dedicarse a las mesas de póker internacionales con altos niveles que en España no se pueden encontrar. Las cantidades que allí se mueven no tienen comparación a lo que un jugador profesional español puede ganar actuando desde el territorio nacional. Empieza su ruta de EPT con visitas a Francia, Reino Unido, España, y Reino Unido de nuevo, en ellos consiguió entrar en premios como para recuperar inversión haciendo cinco mesas finales.

Octubre de 2013, se disputa la edición europea del World Series of Poker (WSOPE). Un evento de primera categoría, primo del que se celebra en Las Vegas y que cuenta con una entrada de 10.450€. Adrián se presenta al mismo y lo gana superando un field de 375 jugadores. Primer brazalete del español y el premio gordo: 1.000.000 €.

Adrian-Mateos-hizo-historia-en_54392819432_54115221154_600_396 WSOPE-2013

El señor Mateos ha sido el bombazo del año 2013. Así de contundente hay que ser con el jugador español que parece estar dispuesto a ser el Moneymaker patrio, con el permiso del grandísimo Carlos Mortensen. Las victorias del joven madrileño le han llevado a encabezar, sin habérselo propuesto, un movimiento de jugadores universitarios que han visto en Adrián un posible modelo a seguir. Hay un grupo de Facebook que reza algo como “Voy a dejar la universidad para ser jugador de póker” que suma ya más de 30.000 seguidores y Adrián, es para ellos, la personificación del sueño. A diferencia de la victoria de Mortensen de 2001, la de Mateos llega en el momento en que el póker goza de una inmejorable situación en España. Cuando Mortensen ganó el más prestigioso campeonato de póker del mundo, apenas se le prestó atención, Adrián, en cambio ha copado espacio en noticiarios, periódicos, radios y cualquier medio informativo actual. Habrá que seguir de cerca las actuaciones de Mateos porque promete seguir dando mucho de qué hablar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *