Juan Carlos Mortensen

5492439749_52111f313e

Juan Carlos Mortensen fue el primer español en ser noticia gracias a sus logros como jugador de póker profesional. En la época en que el póker no gozaba de la popularidad actual, Juan Carlos se dedicaba al póker como otros muchos jugadores del mundo, participando en los grandes campeonatos, viajando de un lugar a otro a fin de alcanzar la gloria en alguno de ellos.

Juan Carlos, nacido en Ecuador pero residente en España, tuvo una vida “normal” hasta que descubrió el póker, vio las posibilidades que le brindaba, aprendió rápidamente y decidió probar suerte en el circuito profesional de póker patrocinado por jugadores españoles, se trasladó a Estados Unidos, lugar donde la vida como jugador de póker está reconocida desde hace más de cinco décadas gracias a la popularidad que alcanzaron algunas leyendas de este juego ganando premios millonarios. Allí creció como jugador adquiriendo destreza y habilidades, cosa imposible en España.

Llegó 2001, el año de su lanzamiento al firmamento del póker. Ese año año ganó más de 100.000$ en dos torneos en los que se llevo la victoria pero su mejor premio sería al ganar un satélite que le permitió conseguir un asiento en las World Series of Poker para participar en el evento principal de 10.000$ de entrada. Contra todo pronóstico lo ganó, y se hizo con un premio cercano al millón y medio de dólares. En ese momento se convirtió en la figura a seguir para los pocos entusiastas del póker que había en España con la vista puesta en convertirse en profesionales.

Dos años más tarde consiguió ganar otro brazalete de las WSOP pero de menor valor, esta vez el premio se quedó en 250.000$, casi nada.

Su siguiente hito fue en 2004, tuvo oportunidad y enorme satisfacción de vencer en el World Poker Tour Finals, lo que le convirtió, junto a Doyle Brunson, en los dos únicos jugadores en haber vencido los dos eventos más importantes del mundo del poker: la final del WSOP y WPT. En esta ocasión el premio fue de un millón de dólares lo que le confirmaba como un grande del mundillo.

El “boom” de Mortensen llegó con la victoria en el WPT Five Star World Poker Championship, los 25.000$ de entrada garantizaban una bolsa de premios superior a los quince millones. El ganó y obtuvo cuatro millones. Definitivamente no hacía historia sólo para el póker español, con estas importantes victorias se hacía con un hueco en el olimpo de los jugadores de póker de toda la historia.

Las ganancias un fueron tan altas en los años siguientes ya que seguir a ese nivel es harto complicado pero llegó 2010 y “el Matador” volvió a la carga acumulando unas ganancias que superaron el millón de dólares.

Desde entonces encadena una espectacular racha con la que ha conseguido acumular un total superior a los once millones de dólares en ganancias participando exclusivamente en torneos presenciales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *